• ¿Sentís eso? Ya no queda nada: se aproximan vientos de cambio. En solo unos días diremos adiós al 2013 y, aunque ha sido un año estupendo para la comunidad, estamos deseando comprobar qué nos deparan los próximos meses. Con suerte, podremos seguir disfrutando de vuestro sentido del humor, originalidad y buenas ideas durante muchos, muchos viernes más. Con estos tres blogs cerramos las recomendaciones del año:
Un mundo sostenible está al alcance de todos: en Ecotronika lo saben muy bien. En este blog encontraréis todo tipo de artículos relacionados con el marketing, la tecnología y la cultura enfocados desde un punto de vista ecológico. ¡Ser verde es muy fácil si lo intentas!
Inmaculada Fernández, una diseñadora gráfica apasionada por la ilustración, cuenta en Inmeyko con una pequeña sala de exposiciones en línea. Sus creaciones mezclan técnicas de todo tipo: desde animación digital hasta pintura con acuarelas.
La vivienda mínima es una fantástica recopilación de pequeños espacios habitables que demuestran que unos pocos metros cuadrados pueden dar muchísimo de sí. Con unos toques de imaginación y creatividad podemos hacer más con menos.

      ¿Sentís eso? Ya no queda nada: se aproximan vientos de cambio. En solo unos días diremos adiós al 2013 y, aunque ha sido un año estupendo para la comunidad, estamos deseando comprobar qué nos deparan los próximos meses. Con suerte, podremos seguir disfrutando de vuestro sentido del humor, originalidad y buenas ideas durante muchos, muchos viernes más. Con estos tres blogs cerramos las recomendaciones del año:

      Un mundo sostenible está al alcance de todos: en Ecotronika lo saben muy bien. En este blog encontraréis todo tipo de artículos relacionados con el marketing, la tecnología y la cultura enfocados desde un punto de vista ecológico. ¡Ser verde es muy fácil si lo intentas!

      Inmaculada Fernández, una diseñadora gráfica apasionada por la ilustración, cuenta en Inmeyko con una pequeña sala de exposiciones en línea. Sus creaciones mezclan técnicas de todo tipo: desde animación digital hasta pintura con acuarelas.

      La vivienda mínima es una fantástica recopilación de pequeños espacios habitables que demuestran que unos pocos metros cuadrados pueden dar muchísimo de sí. Con unos toques de imaginación y creatividad podemos hacer más con menos.