• Usuaria de Tumblr destacada: Alicia Güemes (Laurielle)
Blog: Laurielleando
Ciudad de origen: Tenerife, España
Ciudad actual: Barcelona, España
Primera publicación: Julio de 2011
Más conocida como Laurielle entre sus seguidores, Alicia nació en una roca en medio del mar llamada Tenerife y unos años después emigró a Barcelona, donde estudió en la Escola Joso. Actualmente se encarga de ilustrar las tiras de El Vosque, recientemente autopublicado y ganador del Premio Expocómic al mejor cómic online en 2011. Cuando no está dibujando, lee cómics, se obsesiona con los videojuegos o dibuja un poco más.
¿Cuándo empezaste a mostrar interés por el dibujo?
¡Uy! De muy, muy pequeña. No sabría señalarte un momento exacto en el tiempo, pero recuerdo que con cuatro años mi pobre padre me intentaba dibujar animales para que los pintara y me ofendía porque los conejos parecían cerditos, así que intentaba hacerlo yo. Y en quinto de primaria ya vendía dibujos por cinco pesetas, que para mí eran un fortunón, porque con cada dibujo podía comprarme un chicle. Así que… supongo que ha sido una constante en mi vida.
[[MORE]]
¿Ilustras a mano, prefieres los métodos digitales o una mezcla de ambos?
Depende. Normalmente hago los bocetos en papel, o incluso el dibujo completo a lápiz, y luego trabajo por encima en digital. Es más cómodo, porque con el boceto en papel puedes controlar mejor las dimensiones y los volúmenes, mientras que el digital te permite borrar, así que puedes experimentar sin miedo a liarla. No obstante, para cosas rápidas trabajo directamente en digital y, si simplemente quiero pasar un rato agradable, saco mi colección de rotuladores y lápices y trabajo en papel. En el blog hay una mezcla de todo: fotos de cosas en papel, escaneos retocados, trabajos digitales… Supongo que es algo que varía según el resultado que quieras obtener.
Cuéntanos un poco sobre El Vosque. ¿Cómo surgió la idea?
El Vosque es un webcómic que empieza con el asesinato de un árbol. A partir de ahí, es la clásica investigación de novela negra, pero llevada por un hada borracha, un alquimista pirómano, piedras que hablan, elfos… Es un mundo imprevisible que le da una vuelta de tuerca a la fantasía y es muy divertido, yo me lo paso genial dibujándolo. Ahora mismo vamos por el quinto capítulo (de seis) y hemos autopublicado en papel hasta el tercero. Ganar el premio en 2011 fue un alegrón. Todo empezó de la forma más tonta: Morán, el guionista, tenía un webcómic llamado Eh Tío!, pero quería probar algo diferente con una idea que se le había ocurrido hacía mucho. Un amigo en común nos puso en contacto. A mí me hizo mucha gracia la idea, a él le encajaron los dibujos y en pocos meses nacía nuestro webcómic. ¡Fue todo muy rápido, la verdad!
¿Es complicado dibujar lo que otra persona guioniza?
No, he trabajado con distintos guionistas y la verdad es que nunca ha sido complicado. Puede pasar que el guionista quiera meter demasiado en poco espacio, o que no acabes de entender bien qué quiere, pero estas cosas se hablan y ya está. A veces te rechazan un diseño de personaje tres o cuatro veces hasta que das con el bueno, otras tienes que dividir o fusionar diálogos para que encaje todo, pero mientras las dos partes entiendan que hay que ser flexibles, todo va rodado. También ayuda si el guionista tiene algo de formación en dibujo, porque se hace mejor idea de cuánto “cabe” en cada viñeta. Y claro, cuanto más trabajas con un guionista, ¡más fácil es!
¿Cuál es la clave para mantener vivo un webcómic hoy en día?
Hombre, un santo grial o una fórmula mágica no hay. ¡Ojalá! Pero hay algunas cosas que ayudan mucho a que todo siga adelante. La primera, la regularidad, evitar largos períodos sin subir nada. En El Vosque intentamos publicar varias veces por semana y no saltarnos actualizaciones salvo en casos de fuerza mayor, como por enfermedad o exceso de trabajo. La segunda, escuchar a la gente que te lee. Están dedicando su tiempo a las cosas que dibujas, así que lo mínimo que se merecen es que les hagas caso, respondas a sus dudas y les agradezcas su atención. El resto de cosas son menos importantes: ponle cariño tanto a lo que haces como a quienes te leen y actualiza frecuentemente, y ya está.
Ilustración: Alicia Güemes

      Usuaria de Tumblr destacada: Alicia Güemes (Laurielle)

      Blog: Laurielleando

      Ciudad de origen: Tenerife, España

      Ciudad actual: Barcelona, España

      Primera publicación: Julio de 2011

      Más conocida como Laurielle entre sus seguidores, Alicia nació en una roca en medio del mar llamada Tenerife y unos años después emigró a Barcelona, donde estudió en la Escola Joso. Actualmente se encarga de ilustrar las tiras de El Vosque, recientemente autopublicado y ganador del Premio Expocómic al mejor cómic online en 2011. Cuando no está dibujando, lee cómics, se obsesiona con los videojuegos o dibuja un poco más.

      ¿Cuándo empezaste a mostrar interés por el dibujo?

      ¡Uy! De muy, muy pequeña. No sabría señalarte un momento exacto en el tiempo, pero recuerdo que con cuatro años mi pobre padre me intentaba dibujar animales para que los pintara y me ofendía porque los conejos parecían cerditos, así que intentaba hacerlo yo. Y en quinto de primaria ya vendía dibujos por cinco pesetas, que para mí eran un fortunón, porque con cada dibujo podía comprarme un chicle. Así que… supongo que ha sido una constante en mi vida.

      ¿Ilustras a mano, prefieres los métodos digitales o una mezcla de ambos?

      Depende. Normalmente hago los bocetos en papel, o incluso el dibujo completo a lápiz, y luego trabajo por encima en digital. Es más cómodo, porque con el boceto en papel puedes controlar mejor las dimensiones y los volúmenes, mientras que el digital te permite borrar, así que puedes experimentar sin miedo a liarla. No obstante, para cosas rápidas trabajo directamente en digital y, si simplemente quiero pasar un rato agradable, saco mi colección de rotuladores y lápices y trabajo en papel. En el blog hay una mezcla de todo: fotos de cosas en papel, escaneos retocados, trabajos digitales… Supongo que es algo que varía según el resultado que quieras obtener.

      Cuéntanos un poco sobre El Vosque. ¿Cómo surgió la idea?

      El Vosque es un webcómic que empieza con el asesinato de un árbol. A partir de ahí, es la clásica investigación de novela negra, pero llevada por un hada borracha, un alquimista pirómano, piedras que hablan, elfos… Es un mundo imprevisible que le da una vuelta de tuerca a la fantasía y es muy divertido, yo me lo paso genial dibujándolo. Ahora mismo vamos por el quinto capítulo (de seis) y hemos autopublicado en papel hasta el tercero. Ganar el premio en 2011 fue un alegrón. Todo empezó de la forma más tonta: Morán, el guionista, tenía un webcómic llamado Eh Tío!, pero quería probar algo diferente con una idea que se le había ocurrido hacía mucho. Un amigo en común nos puso en contacto. A mí me hizo mucha gracia la idea, a él le encajaron los dibujos y en pocos meses nacía nuestro webcómic. ¡Fue todo muy rápido, la verdad!

      ¿Es complicado dibujar lo que otra persona guioniza?

      No, he trabajado con distintos guionistas y la verdad es que nunca ha sido complicado. Puede pasar que el guionista quiera meter demasiado en poco espacio, o que no acabes de entender bien qué quiere, pero estas cosas se hablan y ya está. A veces te rechazan un diseño de personaje tres o cuatro veces hasta que das con el bueno, otras tienes que dividir o fusionar diálogos para que encaje todo, pero mientras las dos partes entiendan que hay que ser flexibles, todo va rodado. También ayuda si el guionista tiene algo de formación en dibujo, porque se hace mejor idea de cuánto “cabe” en cada viñeta. Y claro, cuanto más trabajas con un guionista, ¡más fácil es!

      ¿Cuál es la clave para mantener vivo un webcómic hoy en día?

      Hombre, un santo grial o una fórmula mágica no hay. ¡Ojalá! Pero hay algunas cosas que ayudan mucho a que todo siga adelante. La primera, la regularidad, evitar largos períodos sin subir nada. En El Vosque intentamos publicar varias veces por semana y no saltarnos actualizaciones salvo en casos de fuerza mayor, como por enfermedad o exceso de trabajo. La segunda, escuchar a la gente que te lee. Están dedicando su tiempo a las cosas que dibujas, así que lo mínimo que se merecen es que les hagas caso, respondas a sus dudas y les agradezcas su atención. El resto de cosas son menos importantes: ponle cariño tanto a lo que haces como a quienes te leen y actualiza frecuentemente, y ya está.

      Ilustración: Alicia Güemes