• ¿Que no hace tiempo de quedadas? Hay quien no piensa lo mismo. Hace un par de semanas, algunos de nuestros usuarios malagueños se reunieron en la cuarta edición de la que, creemos y esperamos, será una larga lista de encuentros. Aunque ya se han visto las caras unas cuantas veces e incluso tienen sus propias tradiciones, en esta ocasión decidieron innovar y hacerse unas camisetas para mostrar orgullosos por las calles de Málaga lo bien que se lo puede pasar uno con Tumblr. Su organizador, el autor de Intentando ser ingeniero, cuenta con un apartado en el blog dedicado a estas quedadas, en el que recopila fotos, resúmenes, listas de asistentes y enlaces a las páginas de información de cada una de ellas. Esto es lo que nos ha contado sobre su experiencia desde que se animaron a empezar a organizarlas:

      La idea surgió hace poco más de un año, cuando un pequeño grupo de amigos decidimos organizar una quedada para conocer aresto de usuarios malagueños. El caso es que, por una razón u otra, mucha gente no pudo venir y al final fuimos solo unas 7 personas. Echamos la tarde charlando tranquilamente y acordamos que, tras los exámenes, volveríamos a quedar (la mayoría somos estudiantes). Y así fue. Volví a crear otra convocatoria, y cuál fue mi sorpresa cuando me encontré a un montón de gente esperando en el lugar donde habíamos quedado. En aquella ocasión, el plan fue ir a un sitio del centro que abren para nosotros (gracias al compañero de Pienso para humanos) y echamos allí la tarde charlando, jugando y, en general, pasando un buen rato.
       
      Desde entonces, se ha convertido en una tradición, más o menos, y después de cada convocatoria de exámenes quedamos en el mismo sitio y pasamos la tarde de una forma parecida. Además, cada vez se animan más personas a venir.
       
      Las camisetas que veis en las fotos también fueron cosa del compañero que mencionaba arriba, que tuvo esa genial idea. Lo propuso y todos los que estuvimos interesados finalmente recibimos la nuestra (¡previo pago, claro está!).
       
      La verdad es que animo a todo el mundo a que vaya a las quedadas, porque es una muy buena experiencia y se pasa genial. Y si no hay en su zona, que se animen a organizarla ellos (como hice yo por primera vez hace un año), porque es muy fácil. Yo, además de a las de Málaga, también he ido a una en Granada y asistiré a otra en Madrid el mes que viene. ¡Merece la pena!